fbpx

En Colombia usarán ceniza de caña para mejorar calidad del cemento

Para producir azúcar a partir de la caña, los ingenios generan miles de toneladas de desechos (bagazo), algunos de ellos utilizados en la actualidad como materia prima para la fabricación de diversos productos.

Uno de los residuos poco explorados es la ceniza del bagazo de caña, producto de la combustión o quema de caña, que generalmente va a parar al medioambiente, generando impactos negativos en los ecosistemas y afectando también la salud humana.

El Grupo de Investigación en Materiales y Medio Ambiente (Gimma) de la UN en Palmira (Colombia) estudió las propiedades químicas de la ceniza del bagazo de caña, encontrando algunos compuestos interesantes que al ser mezclados con el cemento podrían mejorar su calidad.

“Encontramos que la ceniza analizada en el estudio tiene una composición química determinada. Dentro de sus componentes se destaca el dióxido de silicio (SiO2) y la alúmina (Al2O3), elementos que al ser mezclados con el cemento pueden mejorar el comportamiento mecánico y durable de materiales de construcción”, afirma la profesora Janneth Torres, directora del grupo.
Según los investigadores, el porcentaje de estos compuestos encontrados en la ceniza de caña es de 53% y 11%, respectivamente, lo que indica que efectivamente abre las puertas a la comprobación científica de la resistencia y durabilidad del cemento mezclado con la ceniza de caña.

La profesora Torres señala que “actualmente en el Valle del Cauca no se encuentran documentos acerca del empleo de la ceniza de caña en la fabricación de productos que beneficien directamente a la población, ni tampoco aprovechados para la industria de la construcción”.
Por lo tanto, con una investigación que realiza la estudiante de Diseño Industrial Diana Valentina Vidal, se estudia el aprovechamiento de la ceniza de caña en mezclas de cemento para mejorar la calidad del producto final.

“Al determinar el porcentaje óptimo de sustitución de ceniza a utilizar, se espera mejorar el comportamiento mecánico y durable del cemento original, ayudando tanto a la disminución del impacto ambiental así como a la reducción de los costos de producción en el sector de la construcción”, afirma Diana Valentina.

Entretanto, la profesora Torres concluye que “es importante el desarrollo de este estudio, ya que permitirá documentar las características de la ceniza, producto de la combustión del bagazo, y sus efectos en la construcción que a futuro puedan ser consultados para el desarrollo de nuevos productos”.

También investigadores de la Universidad del Papaloapan (México) también crearon un material de construcción con desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar, que en pruebas de laboratorio alcanzó una resistencia 200 por ciento superior al concreto.

El material fue desarrollado por la doctora Martha Poisot y el doctor Axel Villavicencio para emplearse en la construcción de casas de interés social, es resultado del proyecto Sistema de construcción ecoeficiente para viviendas de interés social financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo para Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales.

El material —denominado PAS— es un compósito formado principalmente por desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar que mediante una reacción química forma una estructura resistente. Los investigadores utilizaron desechos procedentes de industrias de la región con el propósito de ayudar al medio ambiente.

Fuente: Agencia de Noticias UN

Inscreva-se e receba notificações de novas notícias!

você pode gostar também
Comentários
Carregando...
X