fbpx

Empresarios de EU mantienen presión contra azúcar nacional

Empresarios estadounidenses mantienen la presión para que el gobierno de su país cambie el Acuerdo de Suspensión que tiene con México desde diciembre de 2014, para que la mayor parte de las exportaciones mexicanas sean de azúcar crudo, para que ellos la refinen y obtengan más beneficios. La idea de las compañías de EU es recibir el producto en una docena de refinadoras azucareras, para procesarlo y comercializarlo en el vecino país, lo que iría en contra del convenio inicial que permite exportar una mayor cantidad de azúcar refinada.

 

En el acuerdo se estableció que 53% de las exportaciones de azúcar mexicana a EU sería refinada —es decir, con un grado de polarización mayor a 99.5 grados—, y 47% restante sería azúcar cruda o menos refinada. Pero, de acuerdo con los industriales mexicanos, solamente una tercera parte de lo que se envía a Estados Unidos es refinada, es decir que pese a que se exporta un monto de azúcar cruda mayor a lo que se acordó, los estadounidenses piden que suba esa cuota. No obstante, el gobierno a través de la Secretaría de Economía aseguró que México cumple con el convenio, por lo que confía en que éste se mantendrá hasta 2019.

De acuerdo con el subsecretario saliente de Comercio Exterior de dicha dependencia, Francisco de Rosenzweig, “se recibió la solicitud de las autoridades estadounidenses de iniciar consultas en torno a la implementación del acuerdo, porque existe interés de que haya un mayor volumen de azúcar cruda que se puede enviar a Estados Unidos y se valoran las inquietudes en virtud de que México ha cumplido al 100%”. Sobre la posibilidad de que se dé por terminado el convenio, indicó que en todo acuerdo hay dos partes, y México “no ha cometido alguna violación”. El acuerdo surgió después de que la autoridad comercial de EU realizó una investigación por la existencia de un supuesto subsidio y de ventas del producto por debajo del costo real.

Al final, se impusieron cuotas compensatorias al azúcar mexicana de un promedio de 15% por la sanción antidumping, y de entre 39.54% y 47.26% por cuotas por un supuesto subsidio. Para que no se cobrara esa sanción comercial, ambos gobiernos establecieron precios mínimos de exportación y se impuso topes al monto de azúcar mexicana que podría entrar a EU De Rosenzweig recalcó que el acuerdo tiene una vigencia de cinco años y México lo ha cumplido cabalmente. En el ciclo 2014-2015 y 2015-2016 las exportaciones del azúcar llegaron a entre 1.1 millones a 1.3 millones de toneladas, con un precio mínimo de 22.25 ce

Inscreva-se e receba notificações de novas notícias!

você pode gostar também
Comentários
Carregando...
X