fbpx

Británica TMO Renewables construirá planta de combustible de celulosa en Brasil

La firma TMO Renewables, con sede en el Reino Unido, anunció el viernes que planea construir la primera planta de etanol de segunda generación comercialmente viable de Brasil, apostando a la necesidad del país sudamericano por biocombustibles que no se basen en alimentos.

La empresa invertirá unos 30 millones de dólares iniciales con la Usina Santa Maria de Brasil para abrir una planta de bioetanol de celulosa con capacidad para 10 millones de litros, y posteriormente espera construir una instalación a gran escala en el estado brasileño de São Paulo.

Los biocombustibles de segunda generación, como el etanol de celulosa hecho a partir de plantas no comestibles, siguen en pañales pero se cree que tienen potencial de crecimiento, ya que algunas naciones como Estados Unidos buscan producir combustibles que no les signifiquen una merma en los cultivos para alimentos.

Los altos costos de producción han sido un impedimento hasta ahora para el desarrollo de la tecnología a una escala comercial.

“Creemos que seremos los primeros en poner una planta de basura convertida en etanol de segunda generación en operación comercial”, dijeron representantes de TMO en una declaración escrita a Reuters. También indicaron que la planta será inaugurada en el 2014 y que pretende abastecer a los autos de combustible variable del mercado brasileño.

La firma bioenergética GraalBio también tiene planes de abrir una planta de segunda generación con capacidad para 82 millones de litros que funcione a base de encimas de la firma danesa Novozymes en 2014.

Brasil es pionero en la producción de biocombustibles a partir de la caña de azúcar.

TMO también trabaja para construir plantas de biocombustible de segunda generación en China.

Inscreva-se e receba notificações de novas notícias!

você pode gostar também
Comentários
Carregando...
X