fbpx

Air France ofrece a sus clientes 24 vuelos alimentados con biocombustible

El biocarburante, resultado de la fermentación de la caña de azúcar, incorporado en una proporción del 10% al keroseno que utiliza regularmente un avión, puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más de la mitad, en comparación con los combustibles fósiles.

Esta operación es parte del “Lab´line for the future”, iniciativa lanzada por Air France en 2014 para fomentar los viajes sostenibles. Este proyecto reúne socios industriales para construir juntos los viajes del futuro, más amigables del medio ambiente.

Al reducir su huella de carbono con el uso de biocombustibles, Air France cumple sus compromisos de cara al desarrollo sostenible.

*El biocombustible utilizado en estos vuelos es Farnesane, producido por Total y su aliado Amyris en Brasil, utilizando tecnología avanzada. Este es uno de los tres biocombustibles autorizados a nivel mundial para uso comercial en la aviación. Su uso fue certificado el 16 de junio de 2014 por la Asociación Americana de Pruebas y Materiales, una entidad de estándares reconocida internacionalmente, y su producción no causa adversidades al medio ambiente, ni impactos sociales.

Acerca de Air France y KLM

La red combinada de las 4 marcas del Grupo -AIR FRANCE, KLM, Transavia y HOP! Air France- cubre 320 destinos en 114 países a través de los hubs de París-Charles de Gaulle y Ámsterdam-Schiphol.
Con una flota de 534 aviones y 89.9 millones de pasajeros transportados en 2015, AIR FRANCE – KLM opera 2.200 vuelos diarios.
Air France y KLM son miembros de la alianza aérea SkyTeam, compuesta por 20 compañías aéreas, que ofrece acceso a una red mundial de más de 15.723 vuelos diarios hacia 1064 destinos en 178 países. Flying Blue, el programa de viajero frecuente del Grupo, cuenta con más de 27 millones de socios.

IN Tacto

Inscreva-se e receba notificações de novas notícias!

você pode gostar também

Comentários estão fechados.

X